3 mitos sobre la Comunicación Inclusiva

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» hover_type=»none» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» dimension_margin=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_text]

3 mitos sobre la Comunicación Inclusiva

La comunicación inclusiva es la manera de mostrar lo diversos que somos como sociedad por medio del lenguaje. Piense por ejemplo en la última vez que fue al supermercado. Es probable que haya visto un hombre joven comprando el pan, mujeres adultas, mujeres jóvenes, una familia afro, personas de la tercera edad, una persona con silla de ruedas,  niños, niñas y hasta alguien con acento extranjero. Sin embargo, cuando ve la publicidad de ese mismo supermercado, es posible que sólo encuentre mujeres rubias de edad media comprando y no logre ver la diversidad de clientes que realmente tiene el local. Cuando hacemos comunicación inclusiva no tenemos que esforzarnos demasiado para ser “políticamente correctos”, sólo debemos abrirnos a mostrar otras realidades.

Incorporar la comunicación inclusiva como eje transversal es una necesidad cada día más imperante en la comunicación colectiva, para medios de comunicación, organizaciones, marcas, empresas, fundaciones, figuras públicas y personas particulares. En esta línea, queremos plantearles 3 mitos que suelen generar oposición a la hora de discutir este tema:

Mito 1: “Es sólo una tendencia del mercado, una moda pasajera”

El lenguaje siempre ha servido para representarnos. Características de nuestra identidad y de la percepción que las otras personas tienen sobre nosotros están basadas en lo que decimos y cómo lo decimos. Las luchas por la inclusión no son una moda y mucho menos pasajeras, ha trascendido los años, desde diversas variables culturales y contextuales, y seguirán vigentes.

Mito 2: “Es un tema complicado porque a nadie se le queda bien”

La premisa de la comunicación inclusiva es simple: todo comunica. Lo que decimos, cómo, cuándo, y hasta lo que no decimos: comunica. Por eso es importante cuestionar siempre nuestros mensajes ¿desde dónde los estamos construyendo? ¿desde nuestros prejuicios personales? ¿desde los estereotipos de nuestra sociedad? Este ejercicio enriquece nuestros mensajes y nos ayuda a acercarnos más y mejor a nuestros públicos de interés. Es un ganar, ganar.

Mito 3: “Es un capricho de algunos sectores”

Si bien es cierto muchos de los ejes que guían los estudios en comunicación inclusiva vienen de los aportes de los estudios de diversas disciplinas y movimientos sociales, como el feminismo, los movimientos contra la xenofobia, el racismo, las luchas por la inclusión de personas con discapacidades, entre otros, esto no se trata de caprichos. Se trata de pautas que nos ayudan a retratar más y mejor la diversa sociedad en la que vivimos.

José Saramago, escribió: “Las palabras no son ni inocentes ni impunes, hay que decirlas y pensarlas en forma consciente”.

Y con esa frase se puede resumir el objetivo de las marcas, empresas, personas y organizaciones que nos hemos comprometido con el lenguaje inclusivo: pensar siempre de forma consciente sobre lo que estamos comunicando.

Lea también: 9 consejos para evitar hacer publicidad sexista

A continuación les compartimos dos manuales y una guía práctica que nos han servido para pensar nuestras palabras de forma consciente.

[/fusion_text][fusion_convert_plus convert_plus_module=»modal» modal_id=»cp_id_fa1d2″ slide_in_id=»0″ info_bar_id=»0″ display=»inline»]

Click edit button to change this text.

[/fusion_convert_plus][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *